¿CÓMO EN UNA CONSULTA DE BIONEUROEMOCIÓN AMPLIAMOS NUESTRA CAPACIDAD CEREBRAL?

El Dr. Bruce Lipton en este video nos explica como podemos usar el 100% de nuestro cerebro en lugar de seguir usando  los caminos, reles, cerebrales, de  nuestros hábitos, patrones, programas ante las situaciones que manifestamos en  la vida.

En nuestro cerebro tenemos 10% de neuronas y 90% de tejido conectivo, células gliales. Si hacemos una analogía, las neuronas son como los sujetos y las células gliales son como el verbo, los adverbios, los adjetivos, en resumen, lo que da forma a la realidad del ser humano.

Existen formas de activar mas células gliales y neuronas para que logremos expresar  nuestra capacidad completa como seres humanos.

En una consulta de Bioneuroemoción logramos esto pues conectamos el hemisferio izquierdo “el emotivo” con el hemisferio derecho “el lógico analitico” cuando hacemos el camino al inconsciente.  Creamos conciencia emocional al conectarmos con el origen de los patrones y los hábitos, logrando la sincronía de los hemisferios.  También cuando el cliente encuentra nuevos recursos activa  neuronas y glía que hacen que tenga mayor rango de respuesta ante la vida.

Al final de una consulta llegamos al espacio de observadores, pues hemos hecho el Camino al  Centro;  integrando la parte biológica, emocional e intelectual de nuestra situación, trascendemos la dualidad.  De esta forma  logramos ser mas eficientes pues tenemos mas opciones de respuestas ante las situaciones diarias e incrementamos nuestra capacidad para crear lo que escogemos y volvernos arquitectos conscientes de nuestras vidas.

El ejercicio que nos enseña el Dr. Lipton es: cruzar nuestras manos o nuestros pies para conectar ambos hemisferios y así bajar el estres, calmarnos y descansar.

Autor: Marcela Rubio Blázquez

Anuncios

“CIRCULO VICIOSO”

En este diagrama trato de plasmar una imagen de lo que yo entiendo el Guía del Pathwork nos explica

,CIRCULO VICIOSO2

 en la lectura 50, “El Circulo Vicioso” que al estar dando vuelvas y vueltas y vueltas, tropezándonos con la misma frustración,  entramos cada vez mas en un estado de desolación, desesperanza y frustración.

Dependiendo de nuestra esencia, cualidad básica: Expansión, Estatica o Restrictiva, reaccionaremos de diferente forma,  ante las heridas, la defensa, la mascara etc. como se muestra en cada circulo

La salida a esta insatisfacción perpetua, es desarrollar el valor para enfrentar nuestras heridas, dejar de alimentar el mecanismo de defensa, logrando así fuerza real, seguridad real.

Mientras me sienta agredido y agreda a alguien, quiere decir que no estoy sintiendo el dolor que me provoco la situación y culpo al otro justificando así mi ansia de venganza y de entra a la guerra.

“LOS VECTORES” HERRAMIENTA DE DIAGNOSTICO DE MARCO PFISTER

VECTORES.2 “LOS VECTORES”, TÉCNICA DE DIAGNÓSTICO EN BASE A LOS SÍNTOMAS DESARROLLADA POR MARCO PFISTER, PARA VALORAR EL GRADO DE URGENCIA Y PELIGRO DE NUESTRO CLIENTE QUE NOS AYUDA A UBICAR, SI EL CLIENTE ESTÁ EN SIMPATICOTONÍA, VAGOTONÍA, EPICRISIS O NORMOTONÍA DE ACUERDO A LA SEGUNDA LEY BIOLÓGICA DEL DR. HAMER.

Mi intención es compartir el resumen que he elaborado después de tomar el curso de 5LB con Marco Pfister, pues considero que es una guía maravillosa y debe de estar al alcance de todos los que estudiamos todas las especialidades que tienen como base  el maravilloso trabajo del Dr. Hamer;  el cual esta cambiando la visión de la enfermedad hacia  el entendimiento de que la biología siempre busca la forma de adaptarse mejor a la  vida. VECTORESVECTORES.2

La lucha interna

Negar la parte obscura es una misión imposible de lograr, inhumana, irreal, antinatural, pues es necesario el contraste para reconocer los opuestos; no se puede eliminar la noche, o la luna, de la faz de la tierra, ni tampoco la polaridad negativa en mi ser.  Por estar desconectado de esta fuerza, nos vendemos y prostituimos para que nos amen, negando así toda la sabiduría que se encuentra aquí, que es la que nos indica cuando estamos en peligro, cuando poner límites, lo que anhelamos con toda el alma, cual  dirección  tomar mi vida.

Es muy importante entender que bueno y malo son sólo calificativos de las polaridades negativa y positiva que existen en la creación.  Ambas no pueden ser excluyentes; son parte de un todo. No hay nada que excluir sino incluirlo todo. Todos tenemos positivo y negativo. Lo negativo es lo que neutraliza, completa, enriquece mi vida.

Esto es lo que hoy en día se le conoce como neurosis (nêuron, nervio; osis, dolencia) que es no querer aceptar lo que soy y lo que la vida me presenta. Es seguir queriendo imponer la forma, que escogí como positiva, conveniente, desintegrándome cada vez más; jalando mis nervios al máximo impidiendo su movimiento natural, provocando el sufrimiento..

El sufrimiento es el sabor de un pensamiento negativo de descalificación de no poder. Esta descalificación nos hace sentir sin poder, frustrados y desesperados. Es una creencia profética que me impide tener una respuesta espontánea ante lo que se me presente día a día. Pongo total atención en lo que no quiero vivir, experimentar, estando a la defensiva, con miedo; basándome en mis referencias del pasado, pensamientos, creencias que son las que me mantienen en estado de tensión, de estrés (procede del francés “destresse” y significa ser colocado bajo estrechez y opresión). Es como tener nuestros cables, nuestros nervios tan jalados, que la energía ya no pasa por ellos; provocando dolor, incomodidad e impidiendo que nos alimentemos de dicha energía y nos ilumine.

Por esta razón, tenemos que ir más allá del bueno / malo, y empezar a ver la vida, las cosas y las personas como un paquete completo de bueno y malo; sin separación. La separación, que duele tanto, en realidad es la separación de mí mismo con otra parte de mí. La meta es encontrar el centro desde donde observamos ambas realidades, las juntamos, las integramos y nos completamos. Dejamos de estar de necios queriendo jalar hacia una sola dirección, impidiendo el flujo natural de la vida; empezamos a enfocarnos en lo que sí deseamos y en aceptar lo que es. También soltamos el estar en el pasado o en el futuro, al ubicarnos en el presente, espontáneamente, respondiendo a lo que se me presenta día a día.

En esta tabla vemos que las situaciones que provocaron los sentimientos del polo negativo son las que causaron mucho dolor y miedo a morir, ya que cualquier situación de desprotección a esa edad (0 a 7 años) provoca una sensación de miedo a la muerte pues no pertenecer al clan implica morir. Este rechazo o exigencia es tan fuerte que queda escondido en el inconsciente, generando el trauma, el bio-shock y nos prometemos no volver a sentirlo, enfocándonos en lograr los atributos del polo positivo. Esto provoca la tensión, el estrés; por consecuencia la incomodidad, y el sufrimiento provocado por sentirse jalado en dos direcciones.

En este momento es cuando nace el Tirano Interno, esa energía que nos hace sentir culpables cuando no logramos ser lo que creemos nos traerá la felicidad: fuertes, exitosos, famosos, reconocidos, abundantes.

AL OBSERVAR MIS DOS POLOS, INTEGRARLOS, ACEPTARLOS DEJO DE JALAR HACIA UNA DIRECCIÓN, DEJO DE LUCHAR CONMIGO MISMO, ME CENTRO Y ESTOY EN PAZ.

LUCHA INTERNA 2